Covid-19

Alemania cerca a sus trabajadores no vacunados exigiéndoles test diarios

En Alemania cada trabajador no vacunado tendrá que costearse test de antígenos diarios, mientras que en Italia o Grecia añaden actividades de ocio entre las vetadas

Publicidad

El cerco en Europa a las personas no vacunadas cada vez es mayor. Con Austria confinada, ahora Alemania ha decidido que cada trabajador que no esté vacunado tendrá que presentar a diario un test de antígenos en su empresa, los cuales serán costeados en su mayoría por el propio trabajador.

No sólo eso. Desde este miércoles 24 de noviembre han arrancado los controles en el transporte público y en los centros de trabajo para todos aquellos que no tengan un certificado de vacunación o curación. Las consecuencias de no presentarlo pueden ir desde multas hasta el despido.

Todo esto en un momento en el que el país europeo está cosechando cifras récord de contagios. Por ese motivo hay a muchos ciudadanos que estas medidas les parecen escasas y ya han solicitado que la vacunación sea obligatoria para toda la población.

Medidas en Europa

El caso de Alemania no es puntual. En Países Bajos su primer ministro, Mark Rutte, ha llamado a los no vacunados "idiotas", mientras que en otros organismos europeos muestran su desacuerdo con estas personas implementando medidas cada vez más duras.

Un ejemplo se encuentra en Francia, donde este miércoles se ha aprobado reforzar los controles del pasaporte Covid-19, los cuales se habían relajado en las últimas semanas, así como ampliar la tercera dosis a todos los adultos y volver a exigir la mascarilla obligatoria en interiores.

Por su parte, en Italia han determinado la vacuna obligatoria para todos los ciudadanos a partir de los cinco años y su polémico pasaporte verte 'Coleo Manifa' se exigirá tanto para trabajar como para el ocio.

En Grecia, los no inmunizados tienen desde este pasado lunes prohibida la entrada en cines, gimnasios y museos, al tiempo que en República Checa se ha ampliado a peluquerías, tiendas no esenciales y eventos deportivos las restricciones. Mientras, sus vecinos eslovacos preparan ya un confinamiento nacional.

El caso de Kenia

Por último, es muy relevante el caso de Kenia, uno de los países con las medidas más duras a nivel mundial. El motivo: desde el 21 de diciembre habrá que estar vacunados para acceder a las oficinas públicas, a los vares, hoteles o parques nacionales. Todo esto en un país que en estos momentos cuenta con un 9% de la población vacunada.

Publicidad