operación 'Rama de Olivo'

Estados Unidos y Francia muestran su "preocupación" por la ofensiva de Turquía contra las milicias kurdas

Ambos países han pedido al Gobierno turco a moderar su ofensiva militar en territorio sirio tras el ataque a las milicias kurdas ya que están preocupados por las consecuencias derivadas de este despliegue. Temen que esa operación derive en una nueva crisis humanitaria.

Publicidad

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, urge al Gobierno turco a moderar su ofensiva militar en territorio sirio tras el ataque a las milicias kurdas hasta ahora sus aliadas en la región de Afrín, fronteriza con Turquía. Según Mattis la acometida de Ankara, iniciada hace cuatro días, interrumpe el regreso pacífico de los refugiados sirios y podría desencadenar en una nueva crisis humanitaria.

El representante de Estados Unidos, que se encuentra en Yakarta durante una gira a países asiáticos que prosigue el miércoles en Vietnam, declaró que el nuevo frente de batalla puede ser explotado en su beneficio por grupos yihadistas como el Daesh o Al Qaeda.

Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha trasladado a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan su "preocupación" por la ofensiva militar lanzada por Turquía. Ambos líderes han mantenido este martes una conversación telefónica en la que se ha 'colado' la Operación Rama de Olivo, iniciada el 20 de enero. Aunque Macron "tiene en cuenta los imperativos de seguridad de Turquía", también ha querido expresar su "preocupación" por las consecuencias derivadas de este despliegue, según un comunicado del Elíseo.

Erdogan, por su parte, le ha garantizado que se están adoptando todas las medidas posibles para impedir los daños colaterales sobre la población civil, según fuentes de la Presidencia turca citadas por la agencia de noticias Reuters. Los dos presidentes han acordado intercambiar información sobre la evolución de la ofensiva.

Turquía inició el sábado la operación 'Rama de Olivo' en el enclave kurdosirio de Afrín para expulsar de la frontera a la milicia kurda Unidades de Protección del Pueblo (YPG). Las YPG son aliadas de Estados Unidos contra el Daesh, pero Ankara las considera una organización terrorista relacionada con el PKK, la guerrilla kurda que lleva tres décadas enfrentándose al Estado turco.

El Ejército turco ha avanzado unos 8 kilómetros en Afrín y abrió el lunes un nuevo frente desde el este, avanzando desde la ciudad siria de Azaz junto a su aliado, Ejército Libre Sirio (ELS). El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, insistió este martes en que su país continuará "hasta la victoria" su operación militar contra milicias kurdas, en una campaña en la que han muerto al menos dos soldados turcos.

Publicidad