Publicidad

Alexei Navalni

Estados Unidos y la UE sancionan a Rusia por el envenenamiento y el encarcelamiento de Navalni

Estados Unidos asegura que el FSB estuvo detrás del envenenamiento de Navalni y la UE impone restricciones por las violaciones de Derechos Humanos.

El Gobierno de Estados Unidos y la Unión Europea han lanzado su primera batería de sanciones contra el régimen de Vladímir Putin por el envenenamiento y encarcelamiento del líder opositor ruso, Alexéi Navalni.

Las medidas impuestas por Washington comprenden restricciones de visados y sanciones económicas que se aplicarán contra siete funcionarios del Gobierno ruso, según ha informado la Casa Blanca, que argumenta que tiene un informe que confirma que el Servicio de Inteligencia ruso (FSB) está detrás del envenenamiento de Navalni en agosto de 2020.

"El intento de asesinato de Rusia contra el señor Navalni sigue un patrón alarmante del uso de armas químicas por parte de Rusia", ha declarado un funcionario del Gobierno de Biden a la prensa.

Biden se desmarca de la política de Trump en Rusia

Alexéi Navalni entró en coma durante un vuelo en Siberia en agosto tras entrar en contacto con el agente nervioso 'Novichok', según confirmó el hospital alemán en el que recibió tratamiento.

Una vez recuperado, el opositor regresó a Moscú en enero, donde fue detenido y condenado a dos años y medio de cárcel por el supuesto incumplimiento de las medidas decretadas tras una pena por acusación de fraude en 2014.

Su encarcelamiento tensó las relaciones con Bruselas, pero también con la recién llegada Administración Biden, que con sus primeras sanciones se desmarca de la política de Donald Trump con Moscú.

Bruselas sanciona a Rusia por violaciones de Derechos Humanos

De hecho, el anuncio se ha realizado de manera coordinada con la Unión Europea, que ha lanzado su propio paquete de sanciones por las violaciones de Derechos Humanos en el 'caso Navalni'. En concreto, los Veintisiete han acordado medidas punitivas contra el jefe del Comité de Investigación, Alexander Bastrykin, el fiscal general ruso, Igor Krasnov, el jefe de la Guardia Nacional y el director de Prisiones.

Bruselas acusa a los cuatro de la reiterada violación de los Derechos Humanos mediante detenciones arbitrarias y la represión contra las manifestaciones y la libertad de expresión en Rusia.

Entre otras medidas, las sanciones incluyen la congelación de activos en la UE y la prohibición de entrada a los Estados miembro. Y por su parte, Moscú, que niega estar detrás del envenenamiento de Navalni, ya ha avisado que "reaccionará sin duda" a las nuevas sanciones de Washington y Bruselas.

Publicidad