Publicidad

Estados Unidos

Estado de emergencia en Florida por el colapso de una presa con aguas tóxicas y restos de fertilizantes

Las autoridades de Florida, Estados Unidos, han comenzado la evacuación de cientos de vecinos de la zona ante la inminente rotura del embalse que almacena millones de litros de aguas residuales y restos de fertilizantes.

El condado de Manatee, Florida, Estados Unidos, ha declarado el estado de emergencia ante el colapso inminente de un depósito de aguas residuales tóxicas.

Estado de emergencia

Cientos de residentes de la zona están siendo evacuados porque el depósito de aguas residuales tóxicas está al borde del colapso.

El gobernador Ron DeSantis, a través de su cuenta oficial de Twiter, ha comunicado que las cuadrillas están trabajando para prevenir "una situación de inundación catastrófica real. Debido a una posible brecha del embalse sur en la instalación de Piney Point, he declarado el estado de emergencia para el condado de Manatee para asegurar que los recursos se asignen para dar respuesta".

Las familias en al menos 316 hogares recibieron la orden de evacuar este fin de semana después de que las autoridades advirtieron que el embalse de Piney Point, a unas 40 millas al sur de Tampa, podría inundar las casas con 15 a 20 pies de agua si se derrumba.

Agua tóxica

El depósito contiene una mezcla de agua salada, agua dulce, aguas residuales y restos de fertilizantes. El gobernador Ron DeSantis aclaró que el agua no es radiactiva después de que varios expertos mostraron su preocupación porque los estanques están en pilas de yeso fosforado, un subproducto radiactivo sólido de la fabricación de fertilizantes.

Parte del muro de contención del embalse de aguas tóxicas se ha desplazado, lo que significa que es posible un colapso estructural total, según indicaron funcionarios de seguridad pública del condado de Manatee.

Si eso sucediera, millones de litros de agua tóxica podrían salir de la piscina de retención en cuestión de minutos. Una planta de gas natural que proporciona energía a millones de personas en la región también se encuentra en la zona de inundación.

Publicidad