106.014833

Publicidad

Madeleine McCann

Los errores de las autoridades alemanas que permitieron salir al sospechoso de la muerte de Madeleine McCann

Christian Brueckner, sospechoso del crimen de Madeleine McCann, vivía en el Algarve cuando la pequeña desapareció, tiene un amplio historial de agresiones sexuales a menores y fantaseaba con la idea de secuestrar a niños para "utilizarlos durante unos días".

El caso del crimen de Madeleine McCann ha dado un giro inesperado en las últimas dos semanas y ahora Christian Brueckner es el hombre al que la Policía de Alemania considera culpable de la desaparición de Madeleine McCann en 2007, cuando la niña tenía tres años. Desapareció en Praia da Luz, en Portugal y hasta hoy no hay rastro de ella.

El sospechoso de 43 años al que la Fiscalía alemana investiga tiene un amplio historial delictivo, tanto por delitos de tráfico de drogas o robos como por agresiones sexuales a menores, violación y lesiones físicas, así como pornografía infantil.

Por ello, además de en el caso, las autoridades alemanas se centran ahora en los posibles errores en los procesos judiciales en torno a Brueckner, que actualmente cumple condena en Kiel por un delito de drogas y tiene pendiente otra pena por violación y robo a una estadounidense de 72 años cometidos en Portugal en el año 2005. Una de las situaciónes sin explicación es que salió varias semanas en libertad en 2018 por circunstancias no aclaradas.

Más testigos contra Brueckner

Desde que saltaron a la luz las sospechas sobre Brueckner. han surgido en los medios europeos testigos que parecen reforzar las sospechas sobre él. En Alemania y Holanda se sospecha, además, que podría estar relacionado con otros menores desaparecidos.

El sospechoso ha vivido en Alemania, Portugal e Italia y en cada uno de esos países habría cometido sucesivos delitos y estuvo procesado, según las últimas investigaciones. De hecho, vivió entre 1995 y 2007 en el Algarve portugués, donde la pequeña Madeleine desapareció de su cuarto mientras sus padres cenaban con unos amigos. Entre los testimonios aparecidos ahora destacan los de personas de su entorno directo que dicen que él fantaseaba con la idea de secuestrar a niños para "utilizarlos durante unos días".

Publicidad