Cirugía estética

La epidemia de las rinoplastias: la mascarilla, la mejor aliada de las operaciones estéticas faciales

En Irán, desde que comenzó la pandemia, el número de personas que deciden someterse a una rinoplastia es cada vez mayor. De hecho, la capital del país, Teherán, se conoce como la 'Meca de la rinoplastia'.

Cada vez son más las personas que aprovechan la mascarilla para realizarse operaciones estéticas faciales.

| Cada vez son más las personas que aprovechan la mascarilla para realizarse operaciones estéticas faciales.

Publicidad

Con el confinamiento por coronavirus nos hemos mirado más, pero nos hemos gustado menos. En España, durante el verano de 2020, y debido al teletrabajo, el número de cirugías estéticas aumentó en un 35%.

En países como Irán van más allá. Son muchos los que han aprovechado el teletrabajo, los confinamientos y las mascarilla para pasar por quirófano.

Las operaciones estéticas, sobre todo, las rinoplastias, se han disparado en el país persa, ya de por sí muy propenso a la cirugía estética.

Sahar, una joven iraní, cuenta a EFE que ha aprovechado la pandemia para retocarse la nariz. La mascarilla le permite disimular el hinchazón posterior a la rinoplastia.

Assal, de 21 años, también se ha sometido a esta operación. Asegura que sin la posibilidad de taparse con la mascarilla, nunca se hubiese atrevido, y que prefería que sus compañeros de trabajo no se enterasen.

"Con las restricciones por la pandemia estábamos trabajando desde casa. Decidí aprovechar la oportunidad y hacerlo", dijo la joven a los medios iraníes, orgullosa de su nueva nariz.

Se han llegado a triplicar

Durante la pandemia "el número de operaciones estéticas y cirugías plásticas ha aumentado", explica el presidente de la Sociedad Iraní de Cirujanos Plásticos y Estéticos (ISPAS), Hamed Bateni, que cuenta que la rinoplastia es el procedimiento más solicitado.

El cirujano afirmó que en algunos periodos de la pandemia, que comenzó a finales de 2019, se han doblado y hasta triplicado las operaciones y los tratamientos estéticos.

Pero, ¿a qué se deben estos datos? Bateni considera que la disminución de las relaciones sociales, el tener más tiempo para uno mismo, salir menos de casa o la posibilidad de ocultar la cirugía y sus efectos postoperatorios son algunos de los motivos tras el aumento de los tratamientos estéticos durante el coronavirus.

La 'Meca de la rinoplastia'

En Irán las operaciones de nariz son tan comunes que su capital, Teherán, es conocida como la 'Meca de la rinoplastia' o la 'capital de la rinoplastia'. "Hay años que superamos en número de rinoplastias a todas las demás ciudades del mundo" afirmó Bateni.

Es muy común ver a jóvenes por la calle, especialmente mujeres, con vendas o gasas en la nariz, indicativo de haber pasado por el quirófano. Además, en los medios de comunicación se dan consejos e indicaciones para los que deciden someterse a esta operación.

Las mujeres iraníes "solo pueden mostrar sus caras". Algo que, según el doctor, explicaría su obsesión por la nariz y el rostro perfecto.

Publicidad