ESTE AÑO HABRÁ SILLAS VACÍAS

La toma de posesión de Trump, entre ausencias y protestas

Todo hace indicar que la toma de posesión del 45º presidente de Estados Unidos no tendrá el brillo de otras ocasiones. La ceremonia que tradicionalmente nadie quiere perderse, este año tendrá sillas vacías. A Donald Trump le han dado la espalda la cultura y muchos congresistas demócratas.

Publicidad

Donald Trump ha augurado una toma de posesión multitudinaria. No será entre los demócratas, ya son casi 70 los congresistas que boicotearán el acto frente al Capitolio de Washington.

"Es un presidente ilegítimo", dice uno de los que está a la cabeza de la protesta, Jhon Lewis, un compañero de Martin Luther King que no asistirá al acto. Un golpe que Trump respondía a su manera en Twitter: "El congresista John Lewis debería pasar más tiempo arreglando la horrible situación de su distrito, que se está hundiendo".

Pero las duras críticas solo han sumado nuevas ausencias. Al político se ha sumado el boicot artístico, porque Trump no ha conseguido ni una sola estrella internacional para sus fiestas. Lejos quedan las imágenes de la toma de posesión de su antecesor. Elton John, Celine Dion o Andrea Boccelli le han dicho 'No'. Trump solo contará con un coro mormón, otro militar y el baile de las 'rockettes'. El himno nacional lo cantará la ganadora de un concurso televisivo.

Las reservas hoteleras no superan el 50% y aunque se esperan hasta 900.000 personas en la esplanada, las autoridades todavía no tienen claro si irán de celebración o de protesta. De hecho está previsto que unas 200.000 mujeres tomen al día siguiente la capital para defender unos derechos que creen amenazados. Estrellas como Scarlett Johansson, Kate Perry o Julianne Moore estarán en primera fila contra su nuevo presidente.

Publicidad