61.013167

Publicidad

Coronavirus

Enmanuel Macron anuncia un nuevo confinamiento en Francia a partir del viernes

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha anunciado un nuevo confinamiento en todo el país aunque menos estricto que el impuesto en marzo para intentar frenar la expansión de la pandemia de coronavirus por el país.

Francia volverá a un confinamiento a partir de este viernes para tratar de contener la epidemia de COVID-19 que nuevamente amenaza con descontrolarse. Así lo ha anunciado el presidente Enmanuel Macron en un discurso televisado a la nación.

Las nuevas medidas obligan a las personas tendrán que permanecer en sus hogares excepto para comprar artículos esenciales, buscar atención médica y también podrán hacer una hora diaria de ejercicio.

Las escuelas estarán abiertas

La única excepción con respecto al confinamiento de marzo es que la mayoría de las escuelas permanecerán abiertas: "El virus está circulando a una velocidad que ni siquiera los pronósticos más pesimistas habían anticipado", dijo Macron. "Como todos nuestros vecinos, estamos sumergidos por la repentina aceleración del virus".

"Todos estamos en la misma posición: invadidos por una segunda ola que sabemos que será más dura, más mortal que la primera". Hace falta dar "un frenazo brutal a los contagios" para evitar el colapso de los hospitales, afirmó Macron en una declaración televisada a la nación.

Las principales medidas

  • Guarderías, escuelas e institutos seguirán abiertos con protocolos sanitarios reforzados, pero las universidades y establecimientos de enseñanza superior deberán ofrecer cursos por internet.
  • Las salidas a la calle estarán autorizadas con una declaración jurada para ir a trabajar, al médico, a hacer la compra, ayudar a una persona dependiente o dar un paseo breve en las proximidades del domicilio.
  • Siempre que sea posible, deberá generalizarse el teletrabajo.
  • Se efectuarán test rápidos y obligatorios de coronavirus para todas las llegadas al país en los aeropuertos y puertos.
  • Los desplazamientos entre las regiones francesas estarán prohibidos, aunque se hará una excepción este fin de semana con la vuelta de las vacaciones de las festividades de Todos los Santos.
  • Los establecimientos que reciban a público y los comercios no esenciales, como bares, restaurantes o museos, deberán cerrar.
  • Las visitas a residencias de ancianos, centros de dependencia y cementerios estarán autorizadas.
  • Los empleados y empresarios que no puedan trabajar seguirán beneficiándose del paro parcial (conocido en España como ERTE).
  • Las oficinas de atención al público de la Administración se mantendrán abiertas.
  • Habrá una evaluación del avance de la epidemia cada 15 días para aplicar nuevas restricciones o aligerar algunas de las medidas impuestas.

Francia informó ayer de 523 nuevas muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, la cifra diaria más alta desde abril, cuando el virus era más severo. Los médicos han advertido que las unidades de cuidados intensivos corren el riesgo de colapsarse.

El número de muertos en Francia, de más de 35.000, es el séptimo más alto del mundo.

A principios de este mes, Macron anunció un toque de queda nocturno en París y otras grandes ciudades, pero los expertos sanitarios han reconocido esta semana que la medida había resultado insuficiente para reducir las tasas de infección, lo que requería una respuesta más drástica.

Publicidad