Vacunas coronavirus

Una enfermera queda en evidencia en su intento viral por demostrar que las vacunas causan magnetismo

Una enfermera de Ohio intervino durante el Comité Legislativo Estatal para demostrar que las vacunas provocaban magnetismo. Sin embargo, el intento no salió como esperaba y quedó en evidencia.

Publicidad

Una enfermera ha tratado de demostrar en el Congreso Legislativo Estatal de Ohio que las vacunas contra el coronavirus provocan magnetismo. Para ello, se pegó varios objetos metálicos en el cuello, pero su intento, que se ha vuelto viral, no tuvo éxito y quedó en evidencia ante las caras de sorpresa del resto de personas que se encontraban en la Cámara.

"Sí, las vacunas dañan a la gente". Es la controvertida afirmación con la que una enfermera de Ohio trataba de convencer a los legisladores de Ohio de que las vacunas contra la covid-19 provocan magnetismo entre quienes las recibían. Uno de los argumentos de los negacionistas en la actualidad es que las vacunas generan magnetismo porque contienen metales pesados y ese es el motivo por el que algunas personas consiguen que objetos metálicos se les queden pegados en el cuerpo.

En su intento por demostrarlo, primero, esta enfermera cogió una llave y la pegó en su pecho. "¿Explíqueme por qué la llave se me queda pegada?", decía convencida de su argumento. Además, se remite a unas declaraciones de la doctora Sherry Tenpenny en las que afirma que vas vacunas contienen metales.

Quiso demostrar su teoría

Continuando con su experimento y en su intento por reafirmar su teoría, la enfermera intenta pegar la llave en su cuello, pero esta se cae a pesar de intentarlo varias veces. Así que decide cambiar de objeto, pero tampoco lo consigue. "¿Alguna pregunta?", dice para finalizar.

Entre las personas que están detrás de la sanitaria no pueden contener sus expresiones de sorpresa ante lo que están viendo. Una mujer hace muecas de incredulidad, mientras que el señor de detrás no puede evitar sonreír ante lo que está pasando.

La intervención, que estaba siendo televisada, se ha hecho viral incluso fuera de Estados Unidos y ha dado lugar a numerosos memes y comentarios divertidos sobre lo que estaba ocurriendo. Además, los expertos ya han explicado que el que se peguen algunos objetos metálicos en el cuerpo depende de factores como, la grasa, el sudor o el tipo de piel y no se produce por ningún metal ni teoría conspiratoria.