PARECÍA TENER TENTÁCULOS

Encuentran una extraña criatura en estado de descomposición en una isla de Indonesia

Un pescador de la zona descubrió en la orilla el cuerpo de un animal de unos 15 metros en descomposición, por lo que avisó a las autoridades advirtiendo de que podría tratarse de un calamar gigante. Sin embargo, los expertos creen que se trata de una ballena.

calamar gigante

Publicidad

PARECÍA TENER TENTÁCULOS

Encuentran una extraña criatura en estado de descomposición en una isla de Indonesia

Un pescador de la zona descubrió en la orilla el cuerpo de un animal de unos 15 metros en descomposición, por lo que avisó a las autoridades advirtiendo de que podría tratarse de un calamar gigante. Sin embargo, los expertos creen que se trata de una ballena.

Una extraña criatura en estado de descomposición y de alrededor de 15 metros de largo ha aparecido en la costa norte de la isla de Seram, en Indonesia.

Asrul Tuanakota, un pescador de la zona, fue quien descubrió el animal y en un primer momento pensó que podría tratarse de un calamar gigante, dado que parecía estar lleno de tentáculos.

Sin embargo Alexander Werth, un biológo especializado en ballenas que trabaja en la Universidad Hampden de Sidney y George Leonard, científico en el Ocean Conservancy, aseguran que se trata de una ballena barbada, un mamífero marino carnívoro que se caracteriza por tener barbas en lugar de dientes, recoge el medio 'Daily Mail'.

Los expertos consideran que lo que parecen unos huesos que sobresalían del cuerpo del animal podrían ser placas de la boca que servirían para filtrar sus alimentos. Además indican que la isla está cerca de una ruta migratoria utilizada por las ballenas.

Los 'tentáculos' de los que hablaba el pescador son probablemente trozos de grasa despedazada en tiras que han dejado los depredadores que se han acercado al cuerpo del animal.

Los cadáveres de las ballenas normalmente se hunden en las profundidades del océano, pero en ocasiones se producen ciertas circunstancias que hacen que el cuerpo se llene de gases a medida que se descompone, lo que hace que flote.

Los investigadores dicen que el aumento de la temperatura del mar puede hacer que esto ocurra cada vez más a menudo, porque las bacterias que se alimentan del cadáver pueden propagarse más rápidamente.

Publicidad