Se llama Deep Blue y es el tiburón blanco más grande del mundo. Es una hembra y mide más de seis metros de largo. Se calcula que tiene unos cincuenta años, una edad adulta para la esperanza de vida de 70 años que tiene su especie.

Hacía más de cinco años que no se le veía. La última vez fue cerca de la isla de Guadalupe, en México, en julio de 2013.

Ahora ha sido localizado a 30 kilómetros de la costa de Oahu, en Hawaii. Lo han reconocido por las marcas y cicatrices que tiene en su piel.

Los investigadores que buceaban en Hawaii han podido nadar a tan solo unos metros de este impresionante ejemplar y han logrado retratarla.