En el condado de Weld, en Colorado, han encontrado los restos de una niña que desapareció en 1984 con 12 años. El cuerpo se encontró cuando unos trabajadores estaban excavando para instalar una tubería. La joven, llamada Jonelle, desapareció el 20 de diciembre de 1984. Hoy tendría 47 años.

A la menor, se la vio por última vez cuando entraba a su casa sobre las ocho de la tarde después de actuar en un concierto del coro de su escuela. Sus padres se percataron de su desaparición cuando volvieron a casa a las diez de la noche y encontraron la puerta abierta, sus zapatos junto a una silla y sus medias sobre el sofá.