Trabajo

Una empresa utiliza su propio programa espía para despedir a 24 empleados que tenían otro trabajo

La empresa Equifax ha utilizado su propio servicio de registro de empleo tras descubrir que dos docenas de empleados remotos trabajaban en oras empresas.

Equifax utiliza su propio sistema de registros de empleo

Equifax utiliza su propio sistema de registros de empleo Pixabay

Publicidad

No es la primera vez que una empresa recurre a detectives privados ante la sospecha de que algunos trabajadores que dicen estar enfermos están mintiendo. Sin embargo, en esta ocasión una empresa estadounidense ha recorrido a su propio sistema de registro de empleo para despedir a sus trabajadores.

Se trata de la agencia de información crediticia Equifax y lo que perseguía la compañía era ver quiénes de sus empleados en remoto y a jornada completa simultaneaban sus funciones con otras labores en otras compañías. Con la pandemia y el teletrabajo, muchos estadounidenses han optado por compaginar dos empleos y muchos lo hacen, como informa el 'Washington Post', ocultándolo a la empresa.

Equifax tiene una base de datos en la que tiene registrados los datos de cerca de 105 millones de trabajadores estadounidenses, según 'Business Insider'. Se trata de un sistema para de seguimiento de registros de empleo llamado The Work Number que pueden usar las empresas para ver si sus empleados también aparecen como trabajadores en otras compañías. En concreto, lo que permite el programa es verificar empleo e ingresos.

Un correo a los empleados

La agencia lo ha utilizado directamente con sus propios empleados y el resultado ha sido el despido de 24 trabajadores, entre los que podrían estar personal de ciberseguridad y recursos humanos. La política de la empresa dice que no está permitido tener otro trabajo al desempeñado en Equifax a no ser que se informe a la empresa y esta dé su autorización.

El CEO de Equifax, Mark Begor, remitió un correo electrónico a todos los empleados de la compañía en el que informaba de un proceso que ha durado varios meses y que se ha saldado con despidos. "Como resultado, varios empleados que violaron el código de conducta de nuestra empresa y la política de empleo externo, que estaban vigentes en el momento de la investigación, fueron despedidos recientemente", dijo.

Algunas informaciones apuntan a que podría suponer un ahorro de cerca de 2 millones para la empresa en nóminas, aunque también ha reabierto el debate en Estados Unidos sobre hasta qué punto es lícito llevar a cabo este tipo de prácticas.

Publicidad