Elecciones EEUU 2020: Cómo afecta la abstención en la Elecciones presidenciales de Estados Unidos

Publicidad

Elecciones Estados Unidos 2020

Elecciones EEUU 2020: Cómo afecta la abstención en la Elecciones presidenciales de Estados Unidos

En estas elecciones de Estados Unidos 2020 los votantes han acudido en masa a las urnas frente a la caída en picado de la participación ciudadana en 2016. Te contamos qué consecuencias tiene la abstención del voto en las elecciones EEUU.

En resumen

Este año los ciudadanos estadounidenses han acudido en masa a las urnas para elegir al nuevo presidente de la Casa Blanca, ya sea a través del voto por correo o de manera presencial en las elecciones EEUU 2020. Te contamos qué consecuencias tienen las abstenciones en el complejo sistema electoral americano y las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Los peligros de la abstención

La participación en estas elecciones de Estados Unidos ha superado con creces la implicación ciudadana de los comicios de 2016. A unas semanas del supermartes, ya había votado más de la mitad de la población que participó en las pasadas elecciones presidenciales hace cuatro años. La abstención del voto es algo clave en el sistema electoral americano. Por norma general, los votantes republicanos son un grupo más homogéneo frente al partido demócrata, más disperso y apoyado en grupos sectoriales y minorías del país. Si los ciudadanos no acuden a votar, todo el estado contará en representación de uno de los candidatos.

Los candidatos tratan de movilizar a todos los votantes de cada estado para conseguir 'ganar el estado'. Nace aquí la carrera por apropiarse de ciertos grupos electorales: el voto latino o el voto de las mujeres. En 2016, los análisis dijeron que la poca participación del voto de los hispanohablantes fue una de las razones por las que Hillary perdió las elecciones EEUU. En este sentido, la abstención del voto de este grupo electoral, asociado casi siempre al partido demócrata, beneficiaría al candidato republicano.

El sistema de voto indirecto

El sistema para elegir al ganador de las elecciones de Estados Unidos es uno de los procesos más largos y complejos de las democracias actuales. A diferencia de nuestras elecciones, el sistema de voto americano es indirecto. Los ciudadanos acuden a las oficinas del estado en el que residan el martes 3 de noviembre o votan de forma anticipada por correo. En las papeletas no eligen el próximo jefe del Ejecutivo, Joe Biden o Donald Trump, sino a los compromisarios o electores. Estos conformarán el llamado Colegio Electoral encargado de votar a los candidatos finales. Ahora sí, Biden o Trump.

En todos los Estados, salvo Nebraska y Maine, el compromisario más votado contará con todos los votos del llamado voto popular. Los estados irán coloreándose de azul o rojo según los compromisarios elegidos. Cada estado tiene un número de comisarios que formarán el Consejo Electoral según su número de habitantes. En este sentido, si en el estado de Florida hay mas votos para comisarios republicanos frente a los demócratas, todos los comisarios que corresponden al estado de Florida, 29 en este caso, votarán al candidato republicano. El ganador se los lleva todos.

En el proceso de elecciones de Estados Unidos 2020, no sufre las consecuencias de nuestro 'voto blanco' o 'voto nulo'. La abstención del voto determina la balanza hacia los compromisarios del partido republicano o del partido demócrata.

Publicidad