Plácido Domingo, el reconocido tenor español, ha sido acusado por nueve mujeres de acoso sexual. Varios medios estadounidenses recogen las declaraciones de estas mujeres.

El acoso habría tenido lugar en la década de los 80 y aseguran que el tenor presionó a estas mujeres para mantener relaciones sexuales con él a cambio de conseguir trabajos en el mundo de la ópera, por contra, castigaba a aquellas que se negaron.

Estas acusaciones vienen dadas por ocho cantantes y una bailarina. Una de ellas ha declarado a la agencia de noticias Associated Pess, AP, que el tenor español la toqueteaba continuamente: "Que alguien te esté agarrando la mano durante toda la comida de negocios es raro, o que te ponga la mano en la rodilla. Siempre te estaba tocando de alguna manera", asegura a AP.

La mezzo-soprano Patricia Wulf es la única de las nueve denunciantes que se identifica.

Otras tres mujeres aseguran que el compositor español las forzó a besarse en camerinos, habitaciones de hotel e incluso en comidas de negocio, otra denuncia que el tenor haya metido su mano por debajo de su falda.

En defensa propia, Plácido Domingo ha mandado un comunicado en el que asegura que las acusaciones de estas mujeres datan de 30 años atrás y son "profundamente inquietantes y, tal y como se presentan, inexactas. Sin embargo es doloroso escuchar que he podido molestar a alguien o hacerlas sentir incómodas, da igual cuánto tiempo haga de ello y a pesar de mis intenciones creo que todas mis interacciones y relaciones fueron siempre aceptadas y consentidas. La gente que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que n soy alguien que pueda hacer daño".

También continúa diciendo que reconoce que "los baremos por los que hoy nos medimos, y debemos medirnos, son muy distintos de cómo eran en el pasado".