El presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, ha anunciado que, tras las consultas con los partidos, hay una mayoría parlamentaria dispuesta a sondear la posibilidad de un nuevo Gobierno, por lo que permitirá estas negociaciones y convocará de nuevo a los grupos políticos el próximo martes. "Se me ha comunicado por parte de algunos partidos políticos que se han iniciado unas negociaciones para formar otro Gobierno" de mayoría parlamentaria "y se me ha pedido tiempo para desarrollar estas negociaciones", dijo Mattarella, en una comparecencia ante los medios.

"Es mi deber no eludir la voluntad mayoritaria del Parlamento y al mismo tiempo tengo el deber de pedir, en el interés del país, soluciones rápidas (...) He convocado una nueva ronda de consultas que se iniciarán el próximo martes para escuchar de nuevo a los partidos y asumir las decisiones necesarias", añadió.

Mattarella ha conversado durante dos días con los responsables de las formaciones políticas, tras la dimisión presentada por el todavía primer ministro en funciones, Giuseppe Conte, el 20 de agosto.

Conte renunció al cargo después de que el líder de la ultraderechista Liga, ministro del Interior y vicepresidente del Gobierno en funciones, Matteo Salvini, diera por rota la alianza con su socio, el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S), y presentara una moción de censura, que no llegó a votarse.

El jefe del Estado italiano tiene ahora que decidir si es posible otro Ejecutivo o la única solución pasa por celebrar comicios en otoño. Mattarella pidió a los partidos responsabilidad institucional y dijo que "la Constitución prevé que los italianos sean llamados al voto cada cinco años".

No obstante, matizó, si no hay una mayoría parlamentaria que permita un Ejecutivo, esta será la única solución. Los partidos podrán ahora negociar un programa basado en posiciones comunes y volverán a ser recibidos por Mattarella el 27 de agosto, en la segunda ronda de consultas. En esta primera ronda, el Partido Demócrata (PD, centroizquierda) ha abierto la puerta a intentar una coalición con el M5S, pues juntos tienen mayoría suficiente para dirigir el país.