le tilda de "miserable hacker"

El presidente de Ecuador acusa a Assange de ensuciar la embajada con sus "heces"

El presidente de Ecuador Lenin Moreno acusa a Julian Assange de tener una conducta miserable con el personal de la embajada en Londres y que incluso llegó a manchar las paredes con sus heces.

Publicidad

"Ventajosamente nos hemos librado de una piedra en el zapato", señaló este jueves el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, en un acto público horas después de haber anunciado el retiro del asilo al fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange. "Su conducta ha sido irrespetuosa, inclusive, compañeros para que lo sepan, ese señor, con sus heces fecales manchaba las paredes de la Embajada, la casa de los ecuatorianos, el territorio ecuatoriano en Londres", denunció Moreno.

Y señaló que su país actúa bajo principios de normas internacionales y por eso "hemos finalizado ese asilo diplomático". El gobernante apuntó que "la paciencia de Ecuador tiene su límite" y subrayó: "Le hemos quitado el asilo a este malcriado".

Por su parte la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha pedido este viernes a las autoridades pertinentes que garanticen que el fundador de Wikileaks, Julian Assange, ahora bajo custodia británica y sujeto a una solicitud de extradición de Estados Unidos reciba un juicio justo.

Assange fue arrestado el jueves en Londres, después de que Ecuador revocara su asilo diplomático tras permanecer recluido en la Embajada del país latinoamericano en la capital británica durante siete años. "Esperamos que todas las autoridades pertinentes confirmen el derecho de Assange a recibir un juicio justo, incluso en cualquier procedimiento de extradición que pueda tener lugar", ha explicado la portavoz de la agencia de la ONU en Estados Unidos, Ravina Shamdasani, en una conferencia de prensa en Ginebra.

La madre de Assange, Christine, ha pedido este viernes a las autoridades británicas que sean "pacientes y amables" con su hijo, en un mensaje publicado en Twitter donde planea "la súplica de una madre a la policía, a los oficiales de la prisión y al personal de la corte" para que tengan en cuenta los problemas de salud de su hijo tras siete años de reclusión. "Ha sido detenido sin cargos durante ocho años; privado de aire fresco, luz solar y ejercicio durante seis ; y pasó tres años "enfermo, con dolor y sin atención médica dental adecuada. Por favor, sean pacientes y amables con él", ha agregado.

Publicidad