86

Publicidad

Estados Unidos

El papel de Mike Pence, clave para frenar el asalto al Capitolio

El papel del vicepresidente Mike Pence ha sido clave, en primer lugar porque no obedeció a Donald Trump y apoyó el documento que ratificaba a Joe Biden como presidente y también porque fue él quien ordenó el despliegue de la Guardia Nacional en el Capitolio.

El vicepresidente de Donald Trump, el republicano Mike Pence, ha tenido un papel clave durante estos días.

El miércoles hubo una sesión en el Congreso de Estados Unidos para ratificar a Joe Biden como futuro presidente del país. La idea de Donald Trump era que su vicepresidente, Mike Pence, no firmara ese documento alegando que los resultados de las elecciones de noviembre tenían errores. Pero Pence se negó a negó a obedecer al presidente Trump y sí firmó el documento.

También se ha conocido que fue el propio Pence, y no Donald Trump, quien ordenó el despliegue de la Guardia Nacional en el Capitolio con el fin de dispersar a los asaltantes.

"Ustedes no ganaron. La violencia nunca gana, la libertad gana", ha expresado Pence refiriéndose al asalto al Capitolio.

El vicepresidente Pence ha roto la relación con el presidente republicano Donald Trump por no querer embarrar los resultados de las elecciones celebradas el pasado mes de noviembre. Ante este hecho, Trump ha calificado a Pence de cobarde.

El vicepresidente Pence siempre ha estado al lado de Trump, le ha sido fiel incluso en el 'impeachment'. Pero ha admitido que con estos sucedos, no puede seguir, pues su ambición política choca con sus responsabilidades como dirigente y como demócrata.

Para los hombres seguidores de Donald Trump hoy, Mike Pence, es un traidor, para los demás, un político que ha recuperado el valor del servicio público.

Publicidad