CURIOSA ANÉCDOTA DE FRANCISCO

El Papa rompe el protocolo en Milán para entrar en un urinario público

Cuando recorría las calles de la ciudad, el papa Francisco ha hecho un alto en el camino para entrar en un servicio, ante la mirada de curiosos y rodeado de sus servicios de seguridad

Publicidad

Publicidad