LA EMBAJADA DE EEUU LE PROMETIÓ QUE PODRÍA VIAJAR

El padre de Mohammed, un niño sirio enfermo de cáncer, afectado por la medida de Trump: "¿Tengo que dejar morir a mi hijo?"

El decreto de Donald Trump de prohibir la entrada a pasajeros musulmanes procedentes de siete países, entre ellos Siria e Irak, ha puesto patas arriba las reglas del juego de las relaciones internacionales.

Publicidad

Mohammed tiene siete años y está enfermo de cáncer. Este niño sirio es uno de los afectados por la orden ejecutiva firmada por Trump por la que los pasajeros musulmanes procedentes de siete países no pueden entrar en EEUU.

La embajada de EEUU prometió a Mohammed viajar con su familia a EEUU para ser tratado allí de su enfermedad. Ahora, el padre del pequeño está desesperado: "¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?, ¿tengo que dejarlo morir".

Mejor suerte ha tenido Yasser. Este afgano tenía pensado viajar a América el próximo 12 de febrero, sin embargo tras la medida adoptada por la administración Trump ha adelantado sus planes: "Después de 18 horas y media de no sabíamos si íbamos a ser detenidos o si podríamos entrar".

Durante este fin de semana ha tenido lugar una ola de protestas en la calle y en los principales aeropuertos internacionales del país. Los críticos de la norma están preparando un recurso cuestionando su constitucionalidad. En estos últimos días se han producido 109 detenciones en los aeropuertos estadounidenses para interrogar a los pasajeros.

Publicidad