CERCA DE 800 PERSONAS DETENIDAS EN MOSCÚ

El opositor ruso Alexeï Navalny, condenado por las protestas callejeras contra la corrupción

Navalny ha sido condenado a 300 euros de multa y a servicios comunitarios por organizar una manifestación no autorizada contra la corrupción, en Moscú. Navalny acusa al primer ministro, Dimitri Medvédev, de construir un imperio gracias a fundaciones benéficas dirigidas por sus allegados. Junto al abogado, han sido arrestadas casi un millar de personas.

Publicidad

La Unión Europea ha avisado de que la detención del dirigente opositor ruso Alexeï Navalni y de cientos de personas más que protestaron contra la corrupción en Rusia impide el ejercicio de libertades fundamentales como la libertad de expresión, asociación y reunión pacífica y ha instado a Moscú a liberarles "sin dilación"

El Kremlin ha defendido la actuación de la policía rusa a la hora de dispersar a los manifestantes opositores que protagonizaron el domingo una multitudinaria protesta antigubernamental en la capital y varias ciudades del país. "Las fuerzas del orden actuaron de manera absolutamente correcta, altamente profesional, y de acuerdo con la ley", dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, a la prensa local.

Peskov recordó que la protesta en Moscú, en la que fueron detenidos cientos de personas, no estaba autorizada y que los manifestantes se concentraron en el centro de la ciudad, lo que obstaculizó el tráfico y amenazó "la seguridad de una gran cantidad de transeúntes".

Publicidad