procedentes de Libia

El Open Arms cumple una semana con 121 migrantes rescatados y a la espera de puerto seguro

El barco de la ONG española Open Arms lleva una semana esperando en alta mar a que las autoridades decidan qué hacer con los 121 migrantes que rescató en el Mediterráneo. Desde el buque se ha pedido ayuda a España, Francia y Alemania, porque Italia les prohíbe la entrada a sus aguas.

Publicidad

El buque humanitario 'Open Arms' cumple este jueves una semana en el mar con 121 migrantes procedentes de Libia rescatados a bordo a los que, de momento, ningún país europeo permite desembarcar. El primer rescate tuvo lugar el pasado jueves 1 de agosto, cuando fueron salvados 55 inmigrantes, entre ellos dos bebés mellizos y una mujer embarazada.

Se produjo justo cuando su embarcación estaba "a punto de naufragar" y entraba agua, según declaró el presidente de la ONG, Óscar Camps. El segundo rescate se dio el día siguiente, el viernes 2 de agosto, por la noche.

Fueron socorridas 69 personas, entre las que se encontraban dos niños y dos mujeres embarazadas, "una de nueve meses con contracciones". Camps agregó que muchos de los migrantes rescatados presentaban "signos inequívocos de la violencia sufrida en Libia", de donde habían zarpado.

En la noche del sábado, la Guardia Costera italiana evacuó a dos mujeres en avanzado estado de gestación y a la hermana de una de ellas. La razón es que los fetos estaban mal colocados y, de ponerse de parto en la embarcación, podría haber problemas. Tanto Malta como Italia -los dos países europeos más próximos al Open Arms al encontrarse cerca de la isla de Lampedusa- se niegan a permitir el desembarco en sus puertos, pese a las reitaradas peticiones de la ONG.

Tras el rechazo de ambos países, Proactiva Open arms ha solicitado al Gobierno español que instara a la Unión Europea a poner en marcha el reparto de los migrantes rescatados entre todos sus estados miembro. De momento, el Ejecutivo de Sánchez ha manifestado en público su deseo de que la UE se implique en la solución del problema, pero aún no ha solicitado el procedimiento de manera formal.

Publicidad