Médicos Sin Fronteras (MSF), la ONG que opera el buque humanitario 'Ocean Viking', alertó este miércoles de que su barco cumple ya 12 días sin un puerto seguro para las 356 personas rescatadas por su tripulación y, para llamar la atención de su situación, ha 'dibujado' sobre el mar un corazón con la ruta que ha seguido durante las últimas 24 horas.

La ONG reitera "urgentemente" la solicitud de un puerto seguro para las 356 personas, de las cuales 103 son niños o menores de 18 años, en su mayoría no acompañados y rescatados en el Mediterráneo. "Vivimos un bloque inhumano y vergonzoso. Necesitamos un lugar seguro lo antes posible.

El clima a bordo es cada vez más tenso. La mayoría de los supervivientes nos cuentan que han sufrido detenciones arbitrarias, extorsión y violencia en Libia y muestran signos de tortura", alertó Luca Pigozzi, médico de MSF a bordo del barco.

También hay víctimas del conflicto armado en Libia y heridos de guerra que son atendidos en la clínica del buque, según informó la ONG.

"En medio del Mediterráneo, los días pasan y parecen siempre el mismo, la gente está perdiendo la noción del tiempo, les cuesta incluso identificar la hora de la comida o del rezo", informó. Además, la situación para dormir es complicada porque "no es fácil poder encontrar un lugar en puente" donde quepan todos.

"Pedimos un lugar seguro lo antes posible para que estas personas puedan tocar el suelo y puedan encontrar seguridad y humanidad", concluyó la organización.