Por primera vez, un docente africano gana el Global Teacher Prize. Peter Tabichi trabaja como profesor de matemáticas en un centro de secundaria en el valle del Rift, una zona altamente deprimida y aislada en la que el 95% de sus alumnos son pobres.

Los jueces del concurso han coincidido en que el trabajo de Peter ha mejorado mucho los resultados de sus alumnos consiguiendo que muchos de ellos estén actualmente en la universidad.

El recién premiado maestro keniata lanzaba este mensaje durante el Global Teacher Prize: "Todos los días en áfrica cambiamos una nueva página y un nuevo capítulo. Hoy es otro día. Este premio no me reconoce pero reconoce a los jóvenes de este gran continente"

Actualmente, Tabichi dona el 80% de su suelo para ayudar a los alumnos de su escuela a conseguir libros y material escolar. Aprovechó para poner de relieve la falta de instalaciones y la dificultad de acceso de los alumnos, algunos llegan a recorrer 7 km para poder llegar a la escuela.

El mejor maestro del mundo ha recibido un millón de euros que ya ha anunciado que utilizará para seguir desarrollando su programa pedagógico en el continente africano.