Un joven que había acusado al actor Kevin Spacey de agresión sexual ha retirado de manera definitiva los cargos en el juicio civil en un tribunal de Massachissets, informaron hoy los medios locales. Mitchel Garabedian, abogado del actor, ha confirmado que el caso se abadonó de "forma voluntaria", informó el diario The Boston Herald. "Es muy posible que la víctima y su familia hayan concluido que esta querella ya no vale la pena", dijo el analista legal Greg Henning a una televisión local. Spacey afronta una pena de hasta dos años de prisión si es declarado culpable.

El caso se remonta a 2016, cuando el joven denunció que el actor le metió la mano en sus pantalones dentro de un bar en Nantucket. En el momento del supuesto incidente, el acusador tenía 18 años de edad y el periodo de prescripción del presunto delito vence esta semana Spacey, de 59 años de edad y quien en enero se declaró inocente de los cargos, aún encara un juicio criminal por el cual deberá presentarse ante el tribunal el lunes próximo. En este caso, los abogados defensores y la fiscalía continúan su disputa en torno al teléfono del acusador que, al parecer, se ha perdido y según los aboados de Spacey, este contiene pruebas exculatorias. El padre del acusador deberá comparecer el lunes ante el tribunal para explicar dicha desaparición.

Según la denuncia del joven, él empezó a hablar de manera amistosa con Spacey en el bar en el que trabajaba, y mintió sobre su edad al asegurar que tenía 23 años en lugar de 18. El camarero explicó a la policía que Spacey le compró varias bebidas alcohólicas -la edad mínima para beber alcohol en el estado de Massachusetts es 21 años-, y le insistió varias veces para que fuera a su casa hasta que, más tarde, acarició su muslo y desabrochó sus pantalones, frotando su pene durante unos tres minutos. El joven ha dicho que no sabía qué hacer porque no quería meterse en problemas por beber sin tener la edad permitida y publicó una grabación de parte del presunto roce sexual en la red social Snapchat.

Esta no es la única denuncia que pesa sobre el actor. Anthony Rappa fue el primero en afirmar que Spacey intentó abusar de él cuando tenía 14 años y también Harry Dreyfuss, hijo del conocido intérprete Richard Dreyfuss, quién también afirmó haber sido manoseado por el actor en su adolescencia.