En algunas regiones de China es habitual comer carne de perro, el festival anual de carne de perro en Yulin refleja la crueldad a la que son sometidos los perros.

En el festival anual de carne de perro en Yulin, en Guangxi Zhuang, se tortura, mata y cocina hasta 15.000 perros para venderlos. En el festival hay perros y también gatos, que son golpeados hasta morir, les quitan el pelo y los queman.

La directora de HSI en Reino Unido, Claire Bass, alerta de que esto es sólo un ejemplo: "Yulin es un ejemplo relativamente pequeño de un problema mucho más grande y feo que miles de activistas chinos dedicados están tratando de detener".

Las asociaciones animalistas, instituciones internacionales u organizaciones como Humane Society International luchan porque esta cruel práctica deje de practicarse.