17.002500

Publicidad

Coronavirus

Las dos imágenes que muestran cómo el coronavirus cambia la peregrinación a La Meca

Solo unos 10.000 elegidos viajan a la Meca. Se someten a pruebas PCR antes de emprender el camino y deben guardar una cuarentena cuando finalicen la peregrinación.

Es una celebración a la que cada año asisten millones de musulmanes pero ahora, la peregrinación a La Meca ha limitado su aforo por la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

El Gobierno saudí ha reiterado en muchas ocasiones que "la peregrinación de aquellos que no están autorizados está estrictamente prohibida" y que instalará un cordón de seguridad alrededor de las mezquitas de La Meca "para impedir que los infiltrados lleguen a los lugares sagrados".

Hoy, cientos de peregrinos con mascarillas y desinfectante han iniciado los rituales del "hach", después de haber permanecido durante unas semanas en cuarentena en sus hoteles de La Meca, donde también se les ha hecho pruebas PCR para evitar brotes de la enfermedad antes del evento.

A cada grupo de un máximo de 50 peregrinos se les ha asignado un "líder" para garantizar que se cumplan los requisitos sanitarios, como llevar siempre puesta la mascarilla y respetar la distancia de seguridad para evitar contagios de coronavirus.

El primer día de la gran peregrinación anual a La Meca, que todo musulmán tiene que realizar una vez en la vida si sus condiciones físicas y económicas se lo permiten, ha comenzado con algún problema por varios infiltrados.

Más de 200 infiltrados detenidos

Las autoridades de Arabia Saudí ha comunicado hoy que han arrestado a 244 personas que "se infiltraron sin permiso" para realizar la gran peregrinación anual en La Meca en su primer día, que este año ha sido limitada su aforo para evitar la propagación del coronavirus.

Según explica la nota de la Dirección de Seguridad General de Arabia Saudí "244 infiltrados" han sido arrestados por intentar colarse sin permiso en la ciudad sagrada de La Meca,

Publicidad