El circo alemán 'Circus Roncalli' sustituye los animales por hologramas en 3D. Una medida que pretende acabar con la polémica por el uso de animales en sus espectáculos. Un total de 11 proyectores láser son los encargados de proyectar grandes hologramas que imitan los movimientos con gran calidad y a color.

Los asistentes pueden ver impresionantes hologramas de animales como elefantes o caballos. Una novedad que ha gustado al público, el año pasado más de 600.000 personas disfrutaron de este circo que ofrece también espectáculos de trapecistas, equilibristas y artistas que forman parte del circo Roncalli. Un circo que cuenta con una carpa de 32 metros por la que están distribuidos los láser que permiten disfrutar de la función desde cualquier punto.