117

Publicidad

Toma de posesión

El Capitolio de Estados Unidos se protege ante la amenaza de nuevos disturbios durante la toma de posesión de Joe Biden como presidente

Tras el asalto al Capitolio, Estados Unidos ha decidido blindarse ante una nueva amenaza de disturbios durante la toma de posesión de Joe Biden como nuevo presidente.

El traspaso de poderes en la presidencia de Estados Unidos no está siendo fácil. Donald Trump se resiste a dejar su sillón en el despacho oval de la Casa Blanca. Esto ha obligado a que los 8 militares de mayor rango del país certifiquen su apoyo a la democracia ante la amenaza de nuevos disturbios el día en el que Joe Biden tome posesión del cargo.

Extremas medidas de seguridad para evitar los disturbios

Estados Unidos mantiene activa la mayor alerta de seguridad desde el 11-S. La diferencia es que, en esta ocasión, la amenaza de peligro proviene del propio país. Miembros de la Guardia Nacional se han atrincherado en el interior del Capitolio. La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi ,se ha dirigido hasta ellos para agradecerles su presencia y su trabajo para mantener el orden en el país tras los últimos incidentes.

Más de 20.000 soldados

Más de 20.000 efectivos se desplegarán en Washington D. C. para el próximo miércoles 20 de enero, día en el que Joe Biden tomará posesión del cargo. El Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos ha enviado una misiva a las Fuerzas Armadas para recordarles su deber y compromiso de "defender la Constitución contra cualquier enemigo externo o interno".

Segundo 'impeachment

Este miércoles se ha conocido que la Cámara de Representantes ha aprobado el 'impeachment' a Donald Trump por "incitación a la rebelión". Se convierte así en el primer presidente en la historia del país en enfrentar dos veces cargos políticos graves. La inhabilitación del republicano se ha saldado con 231 votos a favor frente a 197 en contra.

Publicidad