CONDENA CUATRO DÉCADAS DESPUÉS

Declarado culpable el asesino del primer niño desaparecido que apareció en cartones de leche

Se llama Pedro Hernández, tiene 56 años y ha sido declarado culpable, casi cuatro décadas después, por el asesinato y secuestro del niño Etan Patz, de seis años. El pequeño desapareció en 1979 en el barrio del Soho en Nueva York . Su cuerpo nunca fue encontrado y toda la ciudad se movilizó en su búsqueda: fue la primera vez que se imprimió la foto del menor en cartones de leche para intentar encontrarlo.

Publicidad

Publicidad