Publicidad

Coronavirus

G7: EEUU pide a China "cooperación y transparencia" sobre el origen del coronavirus

En paralelo, Europa, con la UE y Reino Unido, busca establecer junto a Estados Unidos una "posición común" frente a China, a la que tildan de "rival sistémico"

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, ha instado este viernes a China, en el marco de la cumbre del G7, a una mayor "cooperación y transparencia" sobre los orígenes del coronavirus, a la vez que ha expresado su preocupación por el "deterioro de las normas democráticas" en Hong Kong y el "genocidio" de los uigures en la provincia china de Xinjiang.

Blinken ha conversado por teléfono con Yang Jiechi, el responsable del Partido Comunista de China (PCCh) para Asuntos Exteriores, según un comunicado del Departamento de Estado.

Sobre la pandemia del COVID-19, el jefe de la diplomacia estadounidense ha remarcado "la importancia de cooperación y transparencia acerca del origen del virus", incluida la necesidad de un nuevo estudio de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China.

Posición común de EEUU y Europa frente a Pekín

En ese sentido, pero no sólo en lo referente al coronavirus, uno de los primeros titulares que se extrae este viernes de la cumbre del G7 es que tanto los presidentes de los países de la Unión Europea y Reino Unido busca establecer, junto a Estados Unidos, una "postura común" frente a China.

Según fuentes de la Presidencia francesa, los países comunitarios han determinado la línea de actuación común, que considera a China "un rival sistémico, un socio ante los retos globales, y un competidor".

El presidente francés, Emmanuel Macron, y los primeros ministros de Italia, Mario Draghi, y Alemania, Angela Merkel, se reunieron con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el del Consejo Europeo, Charles Michel, para fijar la respuesta comunitaria a los principales asuntos que abordará la cumbre de Cornualles (suroeste de Inglaterra).

En primer lugar han mostrado su intención de "aplicar la estrategia común" respecto a China y hacer partícipe de ella a Biden, que se estrena en una cita multilateral.

Vacunación global contra la COVID

También abordaron el acceso universal a las vacunas contra la COVID-19, con un objetivo de que gracias a la solidaridad internacional se haya inmunizado al 60% de la población de los países del Sur para marzo de 2022, especialmente en África.

Está previsto que los países del G7 anuncien la donación de mil millones de dosis de la vacuna a países en desarrollo, aunque el objetivo ha sido criticado por expertos y ONG al quedar por debajo del esfuerzo requerido para acabar con la pandemia.

En ese sentido, las fuentes del Elíseo apuntan que "las contribuciones de cada país deberán medirse tanto en términos de financiación como de donaciones de dosis".

La cumbre de Cornualles será la primera en la que el Reino Unido participa una vez se ha consumado de forma completa su salida de la UE, y se espera que el Brexit -especialmente la situación en Irlanda del Norte- también tenga protagonismo en las discusiones.

Publicidad