Estados Unidos

EEUU y Corea del Sur responden con contundencia al régimen norcoreano disparando misiles en el mar de Japón

El ambiente bélico se extiende por el planeta. En las últimas horas Estados Unidos y Corea del Sur han ejecutado un simulacro de fuego real para responder al régimen norcoreano.

Publicidad

El mundo tiene un nuevo motivo para temblar. En las últimas horas Estados Unidos y Corea del Sur han respondido al régimen norcoreano. Lo han hecho en forma de maniobras militares sobre el mar de Japón.

Además de esos ejercicios, Corea del Sur, con el apoyo de las fuerzas americanas, ha hecho frente a las provocaciones de su vecino lanzando cuatro misiles hacia el Mar del Este. "Los marines estadounidenses se han unido a la defensa aérea de Japón para mejorar la preparación y dar respuesta a las amenazas a nuestras naciones", ha dicho Karine Jean-Pierre, secretaria de prensa de la Casa Blanca.

Misiles sobrevuelan el mar de Japón

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, ha confirmado que este simulacro de fuego real sirven para demostrar a Kim Jong-un sus capacidades de ataque de precisión. "Provocará una respuesta decisiva de nuestro ejercito, nuestros aliados y la comunidad internacional", ha precisado.

Con este, ya son cinco los lanzamientos que se ha llevado a cabo en los últimos diez días, un nuevo capítulo en la escalada de tensiones entre Estados Unidos y Pionyang. "Ha habido indicios en el pasado de que Corea del Norte está preparando un sitio para un test de lo que sería su séptimo ensayo nuclear. Si lo hace, esto supondría desde nuestro punto de vista una escalada muy grave y amenazaría la seguridad y la estabilidad regional e internacional", ha advertido el portavoz del Pentágono, Pat Ryder.

El presidente Joe Biden ha expresado su "compromiso inquebrantable" con Japón y la República de Corea, pero lo cierto es que tras los últimos ensayos armamentísticos de Corea del Sur se teme una nueva réplica que ponga en peligro al mundo entero.

Programa ilegal de armas masivas

La vicepresidenta Kamala Harris viajó la semana pasada a Seúl para confirmar el respaldo de EEUU tras las amenazas de Pionyang. Durante su visita denunció el programa ilícito de armas de destrucción masiva de Corea del Norte.

Publicidad