Publicidad

Hackeo informático

EEUU acusa a Rusia del hackeo que afecta a la mayor productora mundial de carne y al suministro de McDonald's

Uno de los principales proveedores de carne de McDonald's y mayor procesadora de productos cárnicos del mundo, ha tenido que paralizar su producción durante el fin de semana por un ataque cibernético. Estados Unidos está preocupado por la falta de carne en el país y señala que detrás del ataque está Rusia.

El mayor procesador de carne del mundo, la empresa estadounidense JBS, sufrió un ataque informático contrae todos sus sistemas informáticos y tuvo que paralizar la producción durante el pasado fin de semana. Se trata de uno de los distribuidores más importantes de McDonald's y se temía que pudiese afectar a la cadena de comida rápida.

La Casa Blanca acusa al Kremlin del responsable del hackeo contra uno de los mayores procesadores cárnicos de Norteamérica, la empresa JBS. La portavoz adjunta de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, ha explicado que Washington está en contacto con Moscú sobre este asunto porque es "es muy probable que el ataque procedió de una organización criminal basada en Rusia". También ha insistido en que "los Estados responsables no dan refugio a los delincuentes del 'ransomware'". Este tipo de ataques bloquean los sistemas informáticos de la empresa víctima del hackeo y no son liberados hasta que pagan un rescate a los piratas informáticos.

¿Faltará carne en el McDonald's?

El ciberataque ha provocado que la empresa cárnica haya tenido que paralizar la producción durante el fin de semana, algo que afectó directamente a la cadena de comida rápida McDonald's ya que JBS es uno de sus mayores distribuidores. De momento, el FBI ya ha ofrecido apoyo técnico a la compañía.

La compañía ha reconocido en un comunicado que McDonald's se verá afectado por este ciberataque. "Los supermercados y otros grandes usuarios finales, como toda la red de entrega de hamburguesas de McDonalds, serán algunos de los clientes más afectados de forma inmediata, debido a su necesidad de tener una provisión constante", afirma la nota. Las plantas más afectadas por el hackeo han sido las de Australia, Canadá y Estados Unidos, cayeron todos sus sistemas y la empresa ha comunicado que a lo largo del día de hoy, 2 de junio, se solucionarán los problemas.

El Departamento de Agricultura de EE.UU instó en un comunicado al resto de los procesadores de carne del país a ampliar su producción para ayudar "a asegurar un suministro de comida estable y abundante" ya que hay cierta inquietud entre los ciudadanos por la falta de carne en los supermercados.

En las últimas semanas, Estados Unidos se ha visto envuelto en otro ataque informático y, según los investigadores, también está vinculado a Rusia. La provisión de gasolina en el sureste de los Estados Unidos tuvo que ser paralizada durante varios días a causa de este otro ciberataque.

Publicidad