Con 'NotPetya' el pasado verano

EEUU acusa a Rusia del ciberataque "más destructivo de la Historia"

La Casa Blanca asegura que este ciberataque partió como parte de la campaña del Kremlin para "desestabilizar" Ucrania pero después "se propagó rápidamente por todo el mundo causando daños de miles de millones de dólares en Europa, Asia y América".

Ciberataque 'NotPetya'

Publicidad

Estados Unidos ha acusado a Rusia de llevar a cabo el ciberataque 'NotPetya', "el más destructivo de la Historia", que el pasado verano causó pérdidas millonarias en todo el mundo, como parte de la campaña del Kremlin para "desestabilizar" Ucrania. "En junio de 2017, las Fuerzas Armadas rusas lanzaron el ciberataque más destructivo y más costoso de la Historia", ha dicho la Casa Blanca en un escueto comunicado.

'NotPetya' atacó en un primer momento al Gobierno y a las empresas de Ucrania, pero después "se propagó rápidamente por todo el mundo causando daños de miles de millones de dólares en Europa, Asia y América". "Fue parte de los actuales esfuerzos del Kremlin para desestabilizar Ucrania y probar incluso más claramente la implicación rusa en el conflicto", ha sostenido.

El Gobierno de Donald Trump ha advertido de que habrá "consecuencias internacionales" para este "ciberataque imprudente e indiscriminado", aunque no ha precisado cuáles.

Reino Unido ha llegado este jueves a la misma conclusión, que ya habían anticipado expertos en seguridad informática del sector privado. El conflicto en el este de Ucrania estalló en 2014 y enfrenta a las fuerzas del Gobierno de Petro Poroshenko con separatistas prorrusos. De acuerdo con Naciones Unidas, ha dejado ya más de 10.000 muertos.

Publicidad