Estados Unidos

El duro relato de una joven que abortó tras ser violada por su padre en Estados Unidos: "Mi cuerpo se salvó"

El diario 'The New York Times' ha publicado la dura historia de una joven que narra cómo sobrevivió a las violaciones de su padre, que le llevaron a abortar: "Me quedé temporalmente ciega".

El duro relato de una joven que abortó tras ser violada por su padre en Estados Unidos: "Mi cuerpo se salvó"

michellegoodwin.com El duro relato de una joven que abortó tras ser violada por su padre en Estados Unidos: "Mi cuerpo se salvó"

Publicidad

Estados Unidos tiene puesta la mirada en el Tribunal Supremo de cara a la examinación de un caso en el estado de Mississippi para valorar cómo debe regularse el aborto, que actualmente está prohibido a partir de la decimoquinta semana de embarazo, y que continúa siendo uno de los temas más tabúes en el país.

Precisamente es este miércoles cuando se va a valorar, y ha sido en una fecha tan señalada cuando el diario The New York Times ha publicado la entrevista a una mujer que ejerce como profesora de Derecho y ha publicado recientemente un libro. Más allá de su actual trabajo, esta mujer, llamada Michele Goodwin, es noticia por las durísimas condiciones que tuvo que soportar en su vida siendo una niña, cuando empezó a ser violada por su padre.

Ella misma ha querido contar su historia, relatando que la primera vez que sufrió una violación por parte de su progenitor fue el día en que cumplía 10 años de edad: "El impacto fue tan extremo que me quedé temporalmente ciega antes de comenzar las clases de quinto grado".

Llama a evitar que sucedan más casos así

El sufrimiento de esta mujer fue tal que empezó a sufrir efectos graves en su cuerpo: "El sufrimiento fisiológico que soporté incluyó migrañas severas, pérdida de cabello e incluso canas a los 10 años. Mi cuerpo se convirtió en algo que ya no era mío. Me lo habían quitado. Vivía con miedo a la noche y a los pasos fuera de la puerta de mi dormitorio".

Esta violencia que la propia Michele sufría también llegó a padecerla su madre, explicando que el infierno "había comenzado años antes con el abuso físico de mi madre. A veces era tan violento que la hospitalizaban". Michele terminó quedándose embarazada con 12 años por culpa de las violaciones de su padre, que mintió al médico y aseguró que había sido una imprudencia de su hija con un novio. Finalmente, abortó: "Tengo la suerte de que mi cuerpo se salvó de un trauma adicional impuesto por mi padre".

Ahora, ella anima a que no se retroceda en esta cuestión en Estados Unidos, a la espera del veredicto del Tribunal Supremo estadounidense: "Lo que está en juego en este caso es importante para las innumerables niñas y mujeres que han sido violadas, incluidas aquellas que, como yo, fueron violadas por un padre, un tío u otro miembro de la familia".

Publicidad