Investigación

Drogas inyectadas indiscriminadamente, la posible causa de la tragedia en el concierto de Travis Scott

Las primeras investigaciones de la Policía concluyen que los actos tuvieron un carácter criminal y que un individuo suministró droga inyectada a varios asistentes, entre ellos un guardia de seguridad

Publicidad

50.000 personas acudieron al concierto de Travis Scott en Houston (Estados Unidos), lo que ninguna imaginó es lo que sucedió después. Y es que una avalancha producida en el recinto acabó con la muerte de ocho personas. Ahora la investigación determina que las drogas pudieron ser las causantes de todo.

La tragedia se originó cuando el temporizador del inicio de la actuación comenzó a marcar la cuenta atrás para el arranque de la entrada de Scott en el escenario. Un instante en el que, según la investigación desarrollada por la Policía, un hombre estaba inyectando drogas a otras personas e incluso llegó a pinchar en el cuello con una aguja a al menos un guardia de seguridad. Resultado: quedó inconsciente.

Por eso la investigación desarrollada por la Policía de Houston ha determinado que la los actos tuvieron un carácter criminal y están implicadas las unidades de homicidios y narcóticos. Así lo ha afirmado a través de una rueda de prensa el jefe de policía de Houston, Troy Finner, quien ha revelado que “un individuo estaba inyectando drogas a otras personas”.

Y hay pruebas. Un guardia de seguridad fue atacado y pinchado con una aguja en el cuello. “Sujetó a un ciudadano, le dio un pinchazo en el cuello y se quedó inconsciente”, ha añadido Finner. El problema es que no fue un único caso puntual, sino que varias personas se vieron en la misma situación. Por eso la Policía tuvo que administrar pronto un antiopiáceo para evitar una sobredosis. Y en ese punto, cuando el resto de asistentes se dieron cuenta, comenzó la avalancha. Un alud que concluyó con ocho muertos, dos de ellos menores de edad.

Mis costillas estaban siendo aplastadas, tenía el brazo de alguien en mi cuello, estaba intentando respirar pero no podía”, ha afirmado Niaara Goods, asistente al concierto y afectada por la avalancha.

Una situación ante la que Travis Scott desde el escenario afirma haber frenado nada más pudo darse cuenta de la situación. El problema es que muchos creen que su reacción fue lenta y que permaneció pasivo ante las imágenes que se sucedían frente a sus ojos. Él, en cualquier caso, ha expresado su preocupación.

Travis Scott, devastado

“Estoy absolutamente devastado por lo que ha tenido lugar esta pasada noche”, ha comenzado diciendo Scott a través de un mensaje a través de Twitter. “Mis oraciones están con las familias y con todos aquellos impactados por lo que ha ocurrido en el Festival de Astroworld”, ha añadido antes de reconocer que colaborará con la investigación y dará todo el apoyo posible a las familias afectadas.

Sobre el concierto, a través de un vídeo en sus redes sociales, reconoció que “detuve el show [en cuanto se dio cuenta] y conseguí ayuda. Jamás pude imaginar la gravedad de la situación”. El problema es que tardó al menos 40 minutos en darse cuenta. Una reacción que también mantuvieron muchos asistentes, que permanecieron ajenos a la tragedia e indirectamente colaboraron con la situación de agobio en plena avalancha.

Por su parte, la promotora Live Nation, responsable del festival, ha desvelado que ofrecerá “toda la información y asistencia posible a las autoridades locales que investigan la situación”. Asimismo, los planes de seguridad, subcontratados en el recinto, también han sido cuestionados. Y es que hace dos semanas se canceló otro concierto en las mismas instalaciones.

Publicidad