14

Publicidad

Coronavrius

Dos mujeres se disfrazan de ancianas para recibir la vacuna contra el coronavirus

Dos mujeres, de 34 y 44 años, se disfrazaron de ancianas para vacunarse de la segunda dosis del coronavirus en Estados Unidos. Las autoridades se preguntan cómo consiguieron recibir la primera dosis.

Dos mujeres decidieron disfrazarse de ancianas para obtener la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus en el estado de Florida, en Estados Unidos. Las autoridades se preguntan cómo consiguieron acceder a la vacunación de la primera dosis.

Las dos, de 34 y de 44 años, aparecieron en un centro de salud destinado al proceso de vacunación contra el coronavirus. Era la segunda vez que acudían y se adelantaban al proceso de vacunación, pues se les había administrado la primera dosis. Tenían tarjetas de vacunación contra el coronavirus.

Se trataba de una estafa

En esta ocasión, cuando el médico comprobó que las fechas de nacimiento no coincidían con las que habían utilizado para registrarse en el programa de la vacuna, indica WFTV. Las fuerzas de seguridad comprobaron sus carnets de conducir y demostraron que se trataba de una estafa.

El director del Departamento de Salud, Raúl Pino, les indicó sucesivamente que no serían vacunadas y que recibirían la segunda dosis "cuando les correspondiese". Fueron detenidas y trasladadas hasta la oficina del Sheriff del Condado de Orange.

Al parecer, asegura que podría no ser la primera vez que ocurre una suplantación de identidad para ser vacunado contra el coronavirus. El condado ha aumentado la seguridad en los centros de vacunación para evitar que otras personas se vacunen antes de tiempo.

Florida ha registrado 1,85 millones de casos de coronavirus desde que comenzó la pandemia. Se han vacunado ya un total de 3,8 millones de personas, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

En Estados Unidos pueden vacunarse de momento los mayores de 64 años, el personal sanitario y sociosanitario. También las personas que están en residencias o en centros para personas con discapacidad.

Publicidad