Dos youtubers estaban grabando un vídeo practicando kayak en un lago de Alaska cuando un glaciar colapsó a pocos metros de donde estaban.

Los jóvenes remaban cerca del glaciar Spencer cuando comenzaron a escuchar unos crujidos. Poco después el glaciar colapsó sin provocar ningún daño.

Este verano las temperaturas en la zona están siendo más altas de lo habitual, alcanzando incluso los 32 grados, lo que agrave el problema del deshielo.