Cazas franceses se dirigen hacia Siria

Publicidad

Terrorismo

Dos cazas británicos escoltan un vuelo de Ryanair por una amenaza terrorista

Dos hombres que viajaban en el avión fueron detenidos por la policía antiterrorista inglesa por una "amenaza de seguridad a bordo" cuando el aparato aterrizó en el aeropuerto de Stansted, Londres.

Desde el ataque terrorista con aviones a las Torres Gemelas, en el corazón de Nueva York, cualquier incidente de seguridad a bordo de un avión puede desembocar en la imagen vivida por los pasajeros del vuelo de Ryanair procedente de Viena y con dirección al Reino Unido.

Dos cazas tuvieron que escoltar el aparato que acabó aterrizando en el aeropuerto de Stansted, Londres. Dos hombres que viajaban a bordo fueron detenidos por la policía antiterrorista británica por una "amenaza de seguridad a bordo", algo que ha confirmado un portavoz de Ryanair.

Escoltados por cazas

El aparato tuvo que ser interceptado y escoltado por varios cazas de las Fuerzas Aéreas británicas. Ya con el avión en suelo británico, los agentes de la Unidad de Operaciones especiales de la llevaron a cabo la detención de un hombre de Kuwait, de 34 años, y de un italiano, de 48.

Ambos habían aterrizado en el aeropuerto británico de Stansted procedentes de Viena, según datos proporcionados hoy las autoridades británicas. La tripulación del avión de Ryanair, una hora antes, había recibido durante el vuelo una alerta por una "potencial amenaza de seguridad".

Dos cazas británicos salieron de la base militar situada en la localidad de Coningsby, en el condado inglés de Lincolnshire, "interceptaron un aparato civil, que fue escoltado a Stansted de manera segura" según han comunicado desde el departamento de seguridad.

La Policía británica ha comunicado la puesta en libertad de los dos sospechosos, después de confirmar que ninguno de ellos suponían peligro alguno. "Nos tomamos cualquier información sobre objetos o comportamientos sospechosos muy en serio", ha indicado Andy Waldie, autoridad policial.

Publicidad