ADMITE LA DERROTA, A SU MANERA

Trump: "Cuando el desastre de la reforma sanitaria de Obama explote, tendremos una gran reforma"

El gran negociador, el hombre que llegó a la Casa Blanca presumiendo de sus dotes para alcanzar tratos, ha sufrido su primera gran derrota. Trump ha sido incapaz de sacar adelante uno de sus primeros proyectos estrella: derribar el llamado 'Obamacare'.

Publicidad

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha admitido su derrota en su intento por acabar con la ley sanitaria de su predecesor, Barack Obama, y retiró el proyecto de ley que había presentado junto al liderazgo republicano de la Cámara Baja, su primer gran fracaso legislativo desde que llegó a la Casa Blanca.

El presidente, junto al titular de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, no logró un consenso en su propia bancada para lograr los votos suficientes que permitieran la aprobación de su propuesta, por lo que finalmente cancelaron la votación y retiraron definitivamente el texto.

Tras semanas de intensas negociaciones y a pocos minutos de que comenzara el voto previsto, Ryan telefoneó al multimillonario para informarle de que seguían sin tener los apoyos suficientes y proponerle la retirada definitiva, a lo que Trump accedió.

"Estábamos a punto de lograr una ambición que todos hemos tenido durante siete años y nos quedamos un poco cortos", concedió el líder republicano ante la prensa tras el revés sufrido. Ryan prometió seguir trabajando para "mejorar las vidas de la gente" y derogar y sustituir el actual sistema, conocido como Obamacare, aunque Trump había amenazado con mantenerlo si el proyecto que iba a ser votado fracasaba.

"Cuando ellos estén preparados, estaremos preparados", aseguró Trump, quien dijo que va a "dejar que Obamacare siga adelante durante un tiempo, y luego se verá cómo van las cosas" y si los demócratas acceden a negociar con los republicanos.

"Hemos estado muy, muy cerca. Ha sido (una derrota por) un margen muy pequeño. Pero no hemos tenido ningún apoyo demócrata", lamentó Trump, que calculó que con "10 o 15" votos republicanos más, el proyecto de ley habría salido adelante.

Admitido ese fracaso, Trump dijo que centrará ahora sus esfuerzos en la reforma fiscal, un objetivo para el que hay mucho interés de la mayoría republicana en el Congreso. "Ahora vamos a ir a por la reforma fiscal", indicó Trump en declaraciones a periodistas desde el Despacho Oval.

Publicidad