CUMBRE DE LA OTAN

La OTAN prepara una cumbre con discursos cortos y adaptados a Donald Trump por su déficit de atención

La revista Foreign Policy señala que se está pidiendo a los jefes de Estado que sus discursos que para la cumbre de la OTAN sean más cortos y menos sesudos. Aseguran que los preparativos de la cumbre rozan el ridículo porque se está adaptando todo a como si tuvieran que tratar con un niño pequeño, con poca capacidad de atención y con escaso interés a cuestiones demasiado profundas.

Publicidad

La próxima semana el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asistirá a la cumbre de la OTAN. En el seno de la Alianza preocupa cómo se puede tomar Trump los sesudos y largos discursos de los jefes de Estado y temen que se aburra y pidiera interés.

Por ello, según ha revelado la revista Foreign Policy, se está pidiendo a los jefes de Estado que sus discursos sean más cortos debido al déficit de atención del presidente norteamericano.

Una fuente anónima ha revelado a la revista que los preparativos de la cumbre están rozando el ridículo porque están adaptando a como si tuvieran que tratar con un niño pequeño, que tiene poca capacidad de atención, que se aburre continuamente y que tiene escaso interés por esas cuestiones demasiado profundas.

En el seno de la Alianza hay enorme preocupación por los bandazos del nuevo presidente y por sus continuas críticas al papel que juega la Alianza Atlántica.

Publicidad