POLÉMICO POR SUS POSTURAS ANTIINMIGRANTES

El senador Jeff Sessions, nuevo fiscal general de EEUU

Con 52 votos a favor y 47 en contra, Sessions fue confirmado para estar al frente de la Justicia de EEUU tras un largo y duro debate en el pleno, en el que los republicanos forzaron a callarse a la senadora demócrata por Massachusetts Elizabeth Warren por sus críticas contra Sessions.

Jeff Sessions

Publicidad

El polémico senador republicano Jeff Sessions, conocido por sus posturas antiinmigrantes, consiguió la confirmación de la Cámara Alta estadounidense para convertirse en el próximo fiscal general de Estados Unidos durante el Gobierno de Donald Trump.

Con 52 votos a favor y 47 en contra, Sessions fue confirmado por fin para estar al frente de la Justicia de EEUU tras un largo y duro debate en el pleno, en el que los republicanos forzaron a callarse a la senadora demócrata por Massachusetts Elizabeth Warren por sus críticas contra Sessions.

Pero el silencio forzoso al que fue sometida Warren, por decisión del líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, se convirtió en el mayor altavoz de sus reivindicaciones al desatar la indignación en el país, aunque no pudo detener la confirmación de Sessions.

No obstante, el senador por Alabama, de 70 años, ya había sufrido varios retrasos en su confirmación forzados por los demócratas tras la polémica levantada por el despido fulminante de la fiscal general en funciones, Sally Yates, hace unos días.

Los republicanos acusaron a los demócratas de tratar de socavar a Trump al intentar tumbar a sus nominados para el Gabinete presidencial, y es que el partido opositor está retrasando todo lo posible las votaciones sobre los nombramientos, los más polarizados de la historia.

"No es ningún secreto que a nuestros colegas demócratas no les gusta el nuevo presidente y están haciendo lo que pueden para socavar a la nueva Administración", dijo el senador republicano Chuck Grassley, presidente del Comité Judicial. El senador superó el voto de esa comisión la semana pasada, el escollo más complejo, ya que en el voto de hoy solo necesitaba mayoría simple, pero igualmente en ambos casos la votación ha sido muy ajustada, con solo el consentimiento de un demócrata.

El difícil camino de confirmación del senador por Alabama, dado su extremismo en asuntos migratorios y femeninos, se volvió más controvertido después de que Trump relevara del cargo a Yates el pasado martes por insubordinación, ya que ella consideró ilegal la orden emitida por el mandatario para vetar temporalmente la entrada a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

Publicidad