"NUESTRAS RELACIONES NO SON BUENAS", ASEGURÓ

"NUESTRAS RELACIONES NO SON BUENAS", ASEGURÓ

Trump duplica los aranceles al acero y al aluminio de Turquía

Las relaciones entre ambos países se han enturbiado a raíz del caso de Fetulá Gulen, un clérigo turco exiliado en Estados Unidos desde los años 90 al que el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan acusa del fallido golpe de Estado de 2016. Turquía reclama su extradición, algo a lo que Washington aún no ha respondido.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha autorizado una subida de los aranceles aplicados a las importaciones de acero y aluminio procedentes de Turquía, que alcanzarán el 50% y el 20%, duplicando así su actual importe, como respuesta al desplome de la moneda turca.

"Acabo de autorizar doblar los aranceles al acero y el aluminio con respecto a Turquía, ya que su moneda, la lira turca, cae con rapidez en relación a nuestro muy fuerte dólar", ha anunciado Trump en su cuenta oficial en Twitter, donde ha precisado que las nuevas tarifas aplicadas a las importaciones desde Turquía serán "del 20% para el aluminio y del 50% para el acero".

"Nuestras relaciones con Turquía no son buenas en este momento", ha reconocido el presidente estadounidense. Una delegación turca enviada el pasado martes a Washington regresó a la capital otomana con las manos vacías tras el encuentro de alto nivel mantenido con las autoridades estadounidenses con el objetivo de rebajar la tensión que ha caracterizado las relaciones bilaterales durante los últimos años y que ha culminado con la imposición de sanciones por parte de Washington a Ankara.

Las relaciones entre ambos países se han enturbiado a raíz del caso de Fetulá Gulen, un clérigo turco exiliado en Estados Unidos desde los años 90 al que el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan acusa del fallido golpe de Estado de 2016. Turquía reclama su extradición, algo a lo que Washington aún no ha respondido.

Respecto a la caída de la lira turca, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha hecho un llamamiento al país para "no perder la guerra económica", asegurando que tienen a Dios de su parte y reclamando a aquellos ciudadanos que guarden euros o dólares "bajo la almohada" que los cambien por liras turcas, la divisa otomana, que este viernes llegaba a caer un 14% frente al dólar.

"Es una lucha nacional. Esta será la respuesta de mi nación a quienes han declarado la guerra económica", añadió Erdogan, después de que la cotización de la lira turca haya caído esta mañana un 14% frente al dólar, perdiendo en lo que va de año un 35% de su valor respecto del 'billete verde'. En este sentido, el presidente turco ha expresado su voluntad de trabajar para modernizar el país, reiterando que "si ellos tienen dólares", Turquía cuenta con su gente y Dios.

antena3.com | Madrid | 10/08/2018

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.