Publicidad

INVESTIGARÁN LA INFLUENCIA RUSA EN LAS ELECCIONES

Donald Trump ataca al FBI para defender sus intereses

Desde su llegada a la Casa Blanca, Donald Trump ha intentado desacreditar al FBI, asegurando que son "incapaces de detener las flitraciones". No obstante, la agencia de seguridad se ha mantenido firme ante las acusaciones del presidente de EEUU: ha iniciado una investigación para aclarar si Rusia influyó en las elecciones.

antena3.com | Madrid
| 14.02.2018 09:04

El ataque de Trump contra el FBI comenzó después de que se conociera que el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, intentó sin éxito que esa agencia desacreditara públicamente informaciones de prensa sobre supuestos contactos con Rusia de la campaña electoral de Trump, según informaron este jueves la cadena CNN y otros medios estadounidenses.

Como ya es constumbre, el presidente de EEUU usó sus redes sociales para cargar duramente contra uno de los cuerpos más reputados del país: "El FBI es totalmente incapaz de detener a los 'filtradores' de seguridad nacional que se han infiltrado en nuestro Gobierno desde hace mucho tiempo", denunció.

"La información clasificada que se está dando a los medios puede tener un efecto devastador en Estados Unidos", sostuvo Trump en otro tuit al urgir a localizar de inmediato a los responsables de la divulgación de ese tipo de material.

Ante las continuas informaciones de los vínculos del equipo de Trump con Putin, el FBI optó por no achantarse ante las acusaciones del presidente de EEUU y comunicó en el Congreso que han iniciado una investigación para aclarar si hubo injerencia del Kremlin en los comicios y aclarar los posibles contactos entre el círculo de Trump y los rusos.

El FBI no suele confirmar las investigaciones en curso, pero tampoco es habitual que Trump utilice su cuenta oficial como presidente. En plena comparecencia del director del FBI, James Comey, Trump interpretaba de sus palabras que "La NSA y el FBI decían que Rusia no habían tenido influencia en el proceso electoral".

La Casa Blanca tiene claro que no hay nada que los vincule con Rusia, por eso su portavoz comparecía a la vez que el director del FBI y retaba a los periodistas "a seguir buscando algo que no existe".

Además, Comey ha desmentido al presidente sobre el supuesto espionaje ordenado por Obama. Preguntado una y otra vez, niega que pincharan sus telefonos. El FBI y el departamento de justicia no tiene ninguna confirmación de lo que se dice en esos tuits de Trump.

Publicidad