Donald Trump vs Joe Biden, así funcionan las elecciones de EEUU o por qué no siempre es presidente el candidato más votado

Publicidad

Elecciones EEUU 2020

Donald Trump vs Joe Biden, así funcionan las elecciones de EEUU o por qué no siempre es presidente el candidato más votado

En las elecciones de Estados Unidos puede que el ganador no sea siempre el candidato con más voto popular. Sin ir más lejos, hace cuatro años Hillary Clinton obtuvo casi tres millones de votos más que Donald Trump. Te explicamos la razón.

¿Por qué Hillary Clinton perdió las elecciones en Estados Unidos en 2016 pese a conseguir 2,8 millones de votos más que Donald Trump? En las elecciones presidenciales de Estados Unidos, puede que el ganador no sea el candidato con más voto popular. Esto se debe a que el presidente del país no es elegido directamente por los votantes, sino por un organismo conocido como colegio electoral.

Cuando los estadounidenses van a las urnas en elecciones presidenciales, a pesar de que en el voto aparecen los nombres de los candidatos de los partidos -Donald Trump y Joe Biden este año- en realidad están votando por un grupo de funcionarios que forman el conocido como "colegio electoral".

Este 'colegio' está integrado por una serie de personas con un objetivo: su trabajo no es otro que elegir al presidente y vicepresidente. El colegio electoral se reúne cada cuatro años, unas semanas después del día de las elecciones, para designar al nuevo presidente de Estados Unidos.

Para ganar hacen falta 270 votos electorales

El número de electores de cada estado es mayoritariamente proporcional al tamaño de su población. El colegio electoral de EEUU se compone de 538 electores en total.

Los seis estados con más delegados son California (55), Texas (38), Nueva York (29), Florida (29), Illinois (20) y Pensilvania (20). Otros estados con menos población como Wyoming, Alaska, Dakota del Norte o Washington DC tienen un mínimo de 3.

Cada elector representa un voto electoral, y el candidato necesita ganar una mayoría de votos (270 o más) para convertirse en presidente. El procedimiento es que los estados dan todos sus votos electorales al candidato que haya ganado los votos del público en ese territorio.

El ganador de cada estado se lleva todos los votos electorales

De este modo, si un candidato del Partido Demócrata ganó el 50,1% del voto popular en California, se le proporcionarían todos los votos electorales de ese estado, los 55. Solo hay los estados de Maine y Nebraska dividen sus votos electorales en función de la proporción de votos que cada candidato obtenga.

Así las cosas, algunos estados son clave para los candidatos, ya que los que tienen mayor población tienen mayor cantidad de votos electorales y son importantísimos para alcanzar la presidencia.

Hillary y Al Gore perdieron... con más votos

Este sistema hace que un candidato pueda ganar en voto popular pero no llegar a la presidencia al no alcanzar los 270 votos electorales. Pasó hace 4 años, cuando Donald Trump consiguió cerca de 3 millones de votos menos que Hillary Clinton, pero ganó la presidencia porque el colegio electoral le dio la mayoría.

También ocurrió en el año 2000, cuando George W. Bush obtuvo 271 votos electorales pese a que el candidato demócrata al que se enfrentó en las elecciones, Al Gore, ganó el voto popular por más de medio millón de votos.

Elecciones Estados Unidos 2020: horario y claves de la la noche de los comicios

Publicidad