DISTURBIOS EN FRANCIA

Miles de jóvenes se manifiestan en París contra la violencia policial

La polémica agresión a un joven por parte de un agente durante una operación policial ha provocado disturbios en París. Una manifestación estudiantil en la capital francesa contra la violencia policial ha reunido a un millar de estudiantes en la plaza de Nación. Pese a que la marcha fue pacífica en un primer momento, un grupo de jóvenes encapuchados golpeó algunos escaparates y lanzó objetos contra los policías, que respondieron con gases lacrimógenos.

Publicidad

Una manifestación estudiantil en París contra la violencia policial, tras la polémica agresión a un joven en la periferia norte de la capital a principios de mes, acabó con enfrentamientos entre los jóvenes y las fuerzas del orden, que los dispersaron utilizando gases lacrimógenos.

Un millar de estudiantes de instituto se manifestaron sin autorización en la parisiense plaza de Nación, tras el llamamiento de varias asociaciones para no acudir a clase. Antes, habían impedido la entrada de los alumnos a una veintena de liceos de la capital, cuyas puertas aparecieron bloqueadas por cubos de basura apilados.

La marcha se había desarrollado en un primer momento de forma pacífica, aunque las fuerzas del orden habían desplegado un importante dispositivo antidisturbios. Un grupo de jóvenes, encapuchados y vestidos de negro, comenzó a hacer pintadas, a golpear algunos de los escaparates de la plaza y a lanzar objetos contra los policías, que respondieron con gases lacrimógenos.

Los manifestantes blandían banderolas con lemas contra la policía y pedían "venganza" por la agresión sufrida por Théo Luhaka, que tras ser arrestado el pasado día 2 en Aulnay-sous-Bous tuvo que ser operado por un desgarro anal de 10 centímetros. El joven de 22 años y raza negra aseguró que fue uno de los agentes con su porra extensible quien le produjo la lesión. La justicia francesa abrió una investigación e imputó a los cuatro policías que participaron en la operación por actos violentos y a uno de ellos por violación.

La noticia provocó un gran revuelo en la periferia de París, donde en los días siguientes se sucedieron noches de enfrentamientos con la policía, de destrucción de mobiliario urbano y de quema de algunos coches.

Publicidad