Publicidad

Disparos

Dispara 11 veces a un joven por dar 'me gusta' a una publicación de su novia en Facebook

El autor de los disparos se encontraba esperando al amigo de su novia para atacarle tras descubrir la amistad entre ambos a través de las redes sociales.

En la ciudad argentina de Merlo, un joven de 23 años ha disparado hasta en 11 ocasiones a un amigo de su novia porque este le dio a 'me gusta' a una publicación de la chica en Facebook. El autor de los disparos ya ha sido detenido, mientras que la víctima está ingresado en el hospital con pronóstico grave.

Según explica el diario argentino 'La Nación', la Policía ha descubierto que el joven investigó el móvil de su novia y descubrió que su pareja y la víctima habían intercambiado varios mensajes por las redes sociales. Por ello, decidió esperar montado en su moto en una carretera por la que el amigo de su novia iba a acudir a casa de la chica.

Cuando lo vio, le pidió que bajase la ventanilla del coche y disparó hasta en 6 ocasiones, aunque no consiguió darle al ocupante del vehículo debido a que este arrancó rápido el coche. En ese momento, se inició una persecución en la que el motorista continuó disparando con una pistola de 9 mm hasta que una de las balas impactó en el cuello del conductor que perdió el control del coche y se estrelló en una vivienda. El agresor huyó de la escena del crimen.

Fueron los propios vecinos de la zona los que, alertados por el sonido de los disparos, bajaron a socorrer a la víctima en un primer momento y alertaron a los servicios de emergencias. Según los testigos, el herido pudo decirles que había reconocido al agresor y que se trataba del novio de una amiga.

La víctima, que tiene 22 años, fue trasladado al hospital Eva Perón de la localidad y se encuentra estable, aunque con pronóstico grave. 24 horas después del ataque los investigadores lograron identificar al autor de los hechos tras rastrear las redes sociales de la víctima y la chica. El agresor se presentó en una comisaria de la ciudad y allí fue detenido, pero logró llevarse su móvil y el de su novia que suponen una pieza clave en la investigación.

Publicidad