La joven junto a sus padres biológicos

Publicidad

EN FLORIDA | SE ENFRENTA A 22 AÑOS DE CÁRCEL

La disculpa de una mujer que robó a un bebé recién nacido y lo crió como si fuera suyo: "Siempre te amaré, pero no eres mía"

La mujer se hizo pasar por enfermera en un hospital de Florida y robó un bebé recién nacido. A partir de ese momento crió a la niña como si fuera suya, pero cuando esta creció y necesitó su certificado de nacimiento para acceder a un empleo la historia se desmoronó.

antena3.com | Madrid
| 05.05.2018 19:10

Gloria Williams, de 52 años, se enfrenta a una pena de 22 años de prisión por secuestrar e interferir en la custodia de una niña.

La mujer, que está siendo juzgada por robar a un bebé recién nacido de un hospital de Florida hace casi dos décadas, explicó este viernes durante el juicio que para cometer el robo colocó al bebé en una bolsa y lo sacó del edificio. "Recuerdo que estaba corriendo y pensé que en cualquier momento alguien podría cogerme del brazo y preguntarme sobre lo que tenía en la bolsa", confesó Williams.

Durante su declaración, Williams explicó que en el momento de los hechos se encontraba en una relación tormentosa que le había llevado a perder la custodia de dos hijos. Ese varapalo en su vida hizo que tuviera un aborto espontáneo, empeorando aún más su situación. Fue en ese momento cuando condujo hasta Jacksonville desde Carolina del Sur sin saber por qué. "Sentí como si estuviera en piloto automático. Mi vida estaba fuera de control, lo perdí todo", explicó.

Entonces, acudió a un hospital y se hizo pasar por una enfermera para coger el recién nacido de manos de una madre que acababa de dar a luz, según recoge el medio 'Daily Mail'.

Desde ese momento Williams crió a Moble, que creció pensando que era Alexis Manigo. Pero toda la mentira se descubrió cuando la joven no pudo solicitar ni un puesto de trabajo ni pudo obtener su licencia para conducir al no tener un certificado de nacimiento válido ni la tarjeta de la Seguridad Social.

Cuando ella exigió su número de la Seguridad Social, Williams confesó el secuestro. Entonces, la joven comenzó a unir piezas de su historia y comenzó a buscar cosas de su vida a través de Internet. La joven incluso llamó a su madre biológica pero cuando escuchó su voz a través del teléfono colgó.

Un tiempo más tarde, el Centro Nacional de Menores Desaparecidos recibió un aviso anónimo sobre el paradero de Kamiyah y se alertó a las autoridades, que detuvieron a Williams.

Tras su arresto, la joven conoció a sus padres biológicos y ha pasado los últimos 12 meses forjando lazos con ellos y conociendo a sus hermanos.

Durante el juicio, Williams pidió perdón por el daño causado a los padres biológicos de Kamiyah, a quien le dijo que la seguía queriendo. "Siempre te amaré, pero tú no eres mía. Tu padre y tu madre están aquí sentados", dijo.

Shanara Mobley, la madre de Kamiyah, relató un día antes en el juzgado el tormento que sufrió desde que perdió a su bebé recién nacido horas después de dar a luz.

Explicó que incluso pensó en el suicidio y que sus familiares y amigos la vigilaban cada momento del día. Además señaló que 20 después de lo sucedido sigue sintiendo profundamente la pérdida de su hija y llegó incluso a pedir la pena de muerte para Gloria Williams. "Pensaba en mi bebé cada día, todos los días. Lloraba en el coche, en la cama, mientras me bañaba, mientras estaba con mis hermanos", señaló Mobley, que reveló que sufre depresión desde que le robaron a la niña.

Publicidad