Lisa Borders, presidenta del movimiento Time's Up, dedicado a combatir la discriminación sexual y el acoso en el trabajo, ha anunciado este lunes su dimisión por razones familiares que no ha detallado. "Lamentablemente, debo renunciar para abordar problemas familiares que requieren mi particular enfoque. Aprecio la oportunidad de apoyar este movimiento", ha señalado Borders en un comunicado.

La directora de operaciones, Rebecca Goldman, será la directora ejecutiva interina, mientras Time's Up busca a alguien para reemplazar a Borders, según ha informado el grupo. El grupo fue creado en otoño de 2017, en medio de una ola de informes sobre agresiones sexuales y acusaciones contra hombres poderosos en los medios de comunicación, negocios y política.

Los hashtags #TimesUp y el ya existente #MeToo se han utilizado para impulsar el activismo en torno a los derechos de las mujeres en las redes sociales. Time's Up ha formado un fondo de defensa legal para ayudar a aquellos que hayan sufrido acoso sexual y se ha unido a otros grupos para promover la educación sobre derechos laborales.