Hospital en Italia

Publicidad

Coronavirus

Diego Bianco, el paramédico italiano que ha muerto tras ayudar a cientos de personas con coronavirus

Atendía las llamadas de enfermos de coronavirus. Su entusiasmo, optimismo y vitalidad, quedó marcada en cada una de las llamadas que recibió.

Se llamaba Diego Bianco, tenía 46 años y era paramédico. Su muerte ha sacudido Italia, un país en jaque desde hace semanas por el coronavirus y que ya ha causado la muerte de más de 2.000.

La muerte de Bianco ha sido una de las que más ha conmocionado a los italianos, ya que trabajaba como paramédico ayudando a todos aquellos contagiados con coronavirus. Atendía las llamadas de los afectados en el Hospital Giovanni XXIII, en Bérgamo, según recoge Il Corriere della Sera.

Las últimas semanas las pasó haciendo largos turnos de trabajo, prestando ayuda a quienes se encontraban mal por el coronavirus. Una enfermedad que acabó con su vida y que ha golpeado ya a multitud de sus compañeros.

Fue el pasado sábado cuando comenzó a tener alta fiebre, pero hasta cinco día más tarde no se le pudo realizar la prueba del coronavirus.

Sus compañeros ahora le recuerdan como un hombre optimista, que dejaba huella en todos aquellos con los que hablaba y a los que intentaba animar.

Publicidad